MCMLXI

Desde el patio ascendía -cual chimenea encendida- un teatrillo de voces infantiles tras el cancionero popular. Todo se había iniciado un día 7, acabando el invierno. Mucho después -oculta tras el murmullo del agua- la lectura susurrante del pez divergente: ciencias o letras. Ciencias para subsistir, letras para malvivir.

MGJuárez
sincopadas@gmail.com

Nuevo orden mundial


MICROCUENTO I, por Flavia Company-edición julio’12-


Todos salen de fábrica con unas pulseras. La información que contiene esta identificación la introducen los de otro departamento; se guían por el software que han recibido. Su tecnicismo raya la impertinencia; los veo cada día parlotear sobre ajustes y reajustes sin pensar ni tan siquiera un instante en si estos seres están de acuerdo o no.
Soy un R7-G bastante infeliz en esta rutina de empaquetar humanoides y empiezo a preocuparme por el futuro. Así que he tomado la determinación de colocar las pulseras de forma aleatoria; me parece la mejor manera de cambiar el destino de todos ellos.