MCMLXI

Desde el patio ascendía -cual chimenea encendida- un teatrillo de voces infantiles tras el cancionero popular. Todo se había iniciado un día 7, acabando el invierno. Mucho después -oculta tras el murmullo del agua- la lectura susurrante del pez divergente: ciencias o letras. Ciencias para subsistir, letras para malvivir.

MGJuárez
sincopadas@gmail.com

Hacia donde nos lleva la corriente


Crucé el puente cuando llovía, cuando las aves –ahora refugiadas- dejaban que el agua furiosa las adormeciera. La corriente alcanzaba las ramas que en otra estación cobijaron los besos en penumbra. A la par, una húmeda cortina arrastraba la congoja inminente a la profundidad de la boca. Traga saliva, siempre.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Vuelvo y me encuentro tres micros como tres soles.

Me ha gustado mcuho Cuando te vayas, cierra la puerta(qué capacidad de contar toda una historia en tan pocas frases, yo siempre necesito más espacio).

Y también Statu Quo, siempre tus letras guardan un tono lírico y esa voz tan tuya, tan personal.
Un saludo
R.A.

MGJuárez dijo...

Gracias, Rosana. Hace un par de días escribí en el espacio de un fotógrafo –respondiendo a un post suyo sobre los requisitos personales de cada uno de nosotros ante el acto de escribir-, que a la escritura se llega desde la interiorización. Aunque también, tras los flashes cotidianos -rápidos, vitales-, puede sustraerse un texto, como quien succiona maternalmente la esencia de la vida. Es decir, la realidad supera siempre la ficción y mi interés está es sustraer de la realidad algo de calidez y magia. No sé bien si es por la “miopía” que mis observaciones intentan ir algo más allá y dejar un negativo en este papel/pantalla de nuestros días.

Sobre los textos, intento enmarcarlos en una distancia, en una mesura exacta –de cien o cincuenta palabras-, que limiten mis excesos (excesos, no como algo peyorativo, solo que yo me perdería en un texto más extenso, eso es una incapacidad mía). Esto de ponerme límites, lo he aprehendido de un autor a quien admiro sinceramente, y que recomiendo siempre su lectura. Te dejo dos enlaces de espacios suyos en la red.

EL VISIR DE ABISINIA
DOMICILIOS

Un gran abrazo,
Montse.

Anónimo dijo...

Gracias Montse por esos dos links más que interesantes.


Un abrazo

R.A.

MGJuárez dijo...

De nada. Dentro de sus espacios puedes explorar otros suyos.

Un gran abrazo,
Montse.

alfaro dijo...

Es como si sincoparas la belleza, como si la recortaras para dejarla aquí, y siempre hay una simbiosis perfecta entre las imágenes y los textos.
Es relajante llegar y leerte con calma.
Gracias.
Un abrazo grande.

MGJuárez dijo...

Muchas gracias Alfaro. Si es así ya me puedo dar por satisfecha. Las inquietudes que nos mueven hacia la escritura siempre son diversas; en este caso no hay más que un intento de ofrecer la mirada tranquila de unos ojos observadores.

Un gran abrazo,
Montse.