MCMLXI

Desde el patio ascendía -cual chimenea encendida- un teatrillo de voces infantiles tras el cancionero popular. Todo se había iniciado un día 7, acabando el invierno. Mucho después -oculta tras el murmullo del agua- la lectura susurrante del pez divergente: ciencias o letras. Ciencias para subsistir, letras para malvivir.

MGJuárez
sincopadas@gmail.com

Gregarĭus


Te guardé silencio por muchos días. Metabolismo de la ausencia, de la desaparición más drástica de tu persona. Así son los nuevos tiempos, unos sustituyendo a otros, rápidamente bajo la sombra alargada del lenguaje html. Yo te agrego; tú me agregas; él se agrega. Agrio final: todos sumisos y gregarios.

3 comentarios:

June dijo...

No sé, Montse, la vida es compleja, pero el htlm nunca puede sustituir la palabra que tarde o temprano siempre reaparece cuando es sincera.
Un besito

MGJuárez dijo...

Estamos de acuerdo, así lo entiendo yo también. Aunque muchas personas te podrían hablar de nuevas formas de comportamiento, las redes sociales canalizan las mismas virtudes y defectos de las personas en el ámbito real.

Ahora -ya mismo- es tan "real" comunicarse por cualquier medio como el "cara-cara"... Muchas mentiras del mundo real, superan a la inventiva de los mismos personajes que utilizan las TIC.

Se podría decir: ¿qué es verdad y qué es ficción?

Este pequeño texto sólo es la punta de un iceberg que otros estudiosos ya están profundizando más y mejor. Yo solo soy una mera observadora.

Un abrazo super cariñoso,
Montse.

Xocas dijo...

Hummm... Me siento como un crío a quien acaban de regañar y a lo mejor es merecido... ;)
(Soy otra víctima de las redes sociales).
Vivimos épocas confusas en torno al eterno tema de la comunicación, pero ¿cuáles no lo fueron? Puede que nos comuniquemos ahora más y mejor, pero el método sigue haciendo agua porque es la perfección lo que queremos siempre.
Es igual. Servidor echaba de menos ese verbo tuyo, contundente y al tiempo entrañable, manso y tumultuoso, como ese río. Y en medio de la confusión he encontrado el camino. No era difícil.

Un abrazo bajo las nubes.